Violencia y asesinatos divide opiniones entre arzobispos

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El clima de violencia en el país y el creciente número de asesinatos de políticos, líderes sociales e incluso sacerdotes, dividió opiniones entre los integrantes de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

Para el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera, dijo que esa situación es dolorosa y por ello, cabe llamar a las autoridades civiles a que no se distraigan de sus labores con los asuntos electorales y no permitan que la inseguridad gane la partida.

En contraparte, el Arzobispo Emérito de Yucatán, Emilio Carlos Berlie, pidió no generalizar la situación de violencia y crimen que se concentra en algunos estados del país, porque México no vive una ola de inseguridad.

Aunque repudió  los asesinatos de sacerdotes no solo en Guerrero sino en cualquier punto de la República, y subrayó que la vida de las personas debe respetarse, sin importar “los vicios” que tengan o que “hubieren hecho lo que hubieren hecho”, indicó que lamentablemente, ese tipo de información es la que se convierte en noticia.

Sin embargo, dijo que la violencia y la inseguridad en México a su modo de ver “no es creciente” y no es justo ni certero decir que la nación está inmersa en un problema de ese tipo.

Aunque no atinó a señalar los “ocho” estados que concentran ese tipo de incidentes, remarcó que la situación no es generalizada.

“Cuando estoy fuera del país y me preguntan: oiga la inseguridad. Les digo: bueno, discúlpeme, hay ocho estados donde se han incrementado los problemas, ¿de cuál quiere que le hable, de los ocho o de los catorce en los que no? Yo creo que es una distinción muy importante que no generalicemos porque si no, vas a otro país y se generaliza. Es que México. No, no, no, no”, exclamó.

“Nos da mucho dolor, nos da mucha tristeza, lo lamentamos, pero hay otros estados donde no está pasando eso”, aseveró, tras indicar que lo que más le preocupa, es que se generalicen los hechos y se genere una imagen negativa de todo el país.

En primera instancia, Cabrera López afirmó que en las comunidades, los files expresan que su mayor preocupación es la violencia y ese elemento debe ser atendido por las autoridades civiles en funciones y por quienes pretenden gobernar el país.

“Nos duele cualquiera persona que muera y nos duele también que los sacerdotes, por la razón que fuera, sean asesinados. México ocupa casi el primer lugar de asesinato a sacerdotes, esto es muy lamentable, pero creo yo que los sacerdotes deberán continuar con su labor apostólica pase lo que pase. La violencia parece que quiere ganar la partida, pero invito y animo a las autoridades a que no obstante el proceso electoral, no se distraigan de su trabajo”, convocó.

Aseveró que los sacerdotes e integrantes de la Iglesia, impulsan a menos en las colonias en Monterrey, pastorales y acciones enfocadas a los jóvenes y personas en situación de calle, para evitar que se sumen a las filas de la delincuencia.

Cuestionado respecto a la propuesta de legalizar las drogas, en específico la mariguana, el ministro religioso reiteró que la Iglesia católica no avala ese tipo de medidas, porque no representan una solución, pues no disminuye ni el consumo de estupefacientes ni la violencia.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.